Tags

Related Posts

Share This

Uyuni… segunda parte

Pues como les decía Uyuni (que por cierto mi estimado Padita, esta en Bolivia) es una cosa alucinante, para el segundo día nos despertamos a las 7hrs para ir a el Tour de las Lagunas, visitamos Laguna Campaña, después Laguna Hedionda. Ya se imaginaran que el condenado lugar apeeeeeeeeeeesta a diablos por las grandes concentraciones de minerales y fue ahí en donde vimos los famosísimos flamingos por primera vez, entonces pues como buenos turistas que somos nos acercamos a los rosados avechuchos para tomar unas fotitos, pero cual va a ser nuestra sorpresa que todo el sedimento que rodea a la laguna esta medio como decirlo… aguadito ja ja, entonces dábamos un pasito y plooooop, se nos hundían los pies en el lodito apestosillo ja ja!!, a unos no nos pasó de los tobillos, pero a la estimadísima Clodagh se le ocurrió irse por un terreno que según ella se veía más firme y cuaaaaaaal!!, el lodo le llegó hasta la pantorrilla, POBRE!! Pero que risa nos dio verla cubierta de lodo hediondo!!.
De ahí nos lanzamos a un lugarcillo conocido el Parque Nacional Eduardo Avaroa, una hermosa reserva de áreas protegidas que tiene de todo un poco, pero lo que más llama la atención es la Laguna Colorada que tal y como su nombre lo dice tiene un colorcillo rojito rosita que el buen Jason calificó como “Ladrillo” y de ahí ya nadie lo sacó. La famosa Laguna Colorada saca su muy peculiar color de los bichitos que en ella viven de los cuales se alimenta una colonia de aprox. 30000 flamingos!!, estos bichitos son los que le dan el tan peculiar color que tiene sus plumas a tan linda ave.
Esa noche la pasamos en el refugio de Laguna Colorada, en donde después de muchas partidas de Presidents & Assholes (un juego de cartas harto de divertido), nos dimos cuenta del canijo frío que nos asechaba, llegamos a estar a unas temperaturas de -20°C y SIN NINGÚN TIPO DE CALEFACCIÓN MAS QUE NUESTROS SLEEPING BAGS Y MONTONES DE SWEATERES, BUFANDAS, GORRITOS, GUANTES Y DE MAS QUE TENÍAMOS. Esa noche a penas y pude dormir del frío, pero al siguiente día el casi no haber dormido valió la pena… ya verán por que en la tercera parte de UYUNI