Tags

Related Posts

Share This

Y ahora qué?

Ayer hablaba por telefono con Julio y me decia que sentía incertidumbre… lo cuál me recordo aquel momento en el que salía de la prepa, mi novio de aquel entonces tenía su vida hecha, quería ser publicista y lo sabía desde que estaba en la secundaria, quería estudiar la carrera y luego encargarse del departamento creativo en una graaaaaaan Agencia. (les mencioé que lo logró).
Yo por mi parte no tenía ni la menor idea de lo que quería, cuando estaba chavita vi una película (Back Draft) y me entró la tentación durisimo de ser PERITO DE INCENDIO!!!, si señor como lo escuchan, Períto de Incendio. Cuando paso el tiempo y después de que mucha gente se burló de lo que quería ser descubrí mi verdadera vocación; La cocina!, era como un santuario para mi, me encantaban los olores y los colores que despedía tan impresionante lugar para mi, recuerdo bien que mi mamá me decía, MoNo tienes talento, buen sazón, se ve que te gusta, solo tienes un problema, eres lenta y no te gusta limpiar tus platos, y eso a la larga será un problema para ti…. no creo que ser chef sea lo tuyo.
Y ahi empezó la obsesión, llegaba a casa y me chutaba tooooodos los proglamas de cocina, TODOS, los que salían en el Discovery, los del 11, los del 40, TODOS, aprendí muchos términos rimbombantes (descamochar, saltear, juliana, acitronar, espejear, etc), aprendí también que no hay mejor amigo para el pescado que el eneldo, que el vino rojo o tinto se toma con la carne, que la albahaca es mejor fresca y muchos truquitos más.
Al salir de la prepa la meta era una, ser chef. Así que me tomé las cosas con calma, entre a clases de frances para luego poder tomar un diplomado en francia de cocina y a la larga regresar a estudiar al CESSA la que sería mi profesión.
Se preguntarán a que viene todo esto… pues bien, a que puedes tener mil planes, pero que el día de mañana no sabes que va a pasar, justo como me pasó a mi:

Papá tenía una empresa, todo iba bien hasta que su socio le hizo un “4”, se llevo a clientes y la credibilidad de mi padre como ingeniero. Estaba desempleado y era el único soporte de la familia, veía como todos mis sueños se derrumbaban y solo pense en mi, en lo mucho que me afectaría eso; Mi papá me preguntó que qué iba a hacer ahora que no teníamos el dinero suficiente para pagar una carrera tan cara, así que me tome unos meses más y empece a aprender Italiano, mis papás siempre han hecho lo posible por sacarle provecho a lo que mi papá llama un “don especial” y es que el aprender cualquier idioma se me hace realmente muy fácil, me dijo entonces que estudiara traducción o algo así, pero NO, yo no quería eso, no me llamaba la atención y ciertamente no era mi vocación.
Mi papá siempre me dijo, MoNo, tienes facilidad para los idiomas y tienes un don de gente, aprovechalo, ya veras que encontrarás algo para ti, me acuerdo bien que me reuní con mi novio y le dije lo mal que me sentía, era justo el sentimiento que ayer Julio mencionó INCERTIDUMBRE… y ahora qué?, no dejaba de preguntarmelo y lloraba pensando que mi vida no iba a tener sentido si no seguía mi sueño.
No cabe duda que todo pasa por algo, que la vida podrá dar tantas vueltas como le sea posible hasta que encuentres tu camino de nuevo.

Un buen día me encontre a mi amigo Huguito y me dijo que estaba estudiando RCI (Relaciones Comerciales Internacionales) en la UIC (Universidad Intercontinental), que me diera una vuelta y viera el plan de estudios, así lo hice y me enamoré desde el primer momento.
Ahora ya termine la carrera, creo que no me equivoque, sigo cocinando cada vez que puedo para mis amigos, y claro que me agrada que me digan OYE QUE RICO COCINAS!!! es una satisfacción haber logrado una meta sin haber dejado pasar tu sueño, no dejo de pensar que un día tomare un diplomado, de comida mediterranea o vegetariana, y seguramente aprendere muchos y más términos, pero hoy soy lo que soy Y ME ENCANTA, abrace a mi carrera y me gusta mucho, me encanta conocer gente de todo el mundo y aprenderme ahora mil puertos y aeropuertos que estoy segura visitare algun día, pero lo que más me gusta es ya no sentir más INCERTIDUMBRE.
A Julio quisiera decirle: Tranqui, todo cae por su própio peso… seras un gran doctor y el día que lo seas veras hacia atras y recordaras ese día en el que te preguntabas Y AHORA QUÉ? como eso, solo un recuerdo de un ácido momento. Echele ganas!

what.jpg