Tags

Related Posts

Share This

Muchas historias… un solo pueblo.

Por fin se me cumplio el deseo de ir al 2º Festival Internacional de Cine Judio. Como les había comentado en un post anterior este festival tiene lugar desde el pasado 22 de enero hasta el día de mañana (3 de febrero) y pues tiene una amplia selección de cine de arte por judios y para judios y de tendencias judias.
Cabe señalar que yo no soy judia, pero tuve la oportunidad y la aproximación a la religión en un momento de mi vida y siendo una religión milenaria se me hace extremadamente interesante.
Tuve la oportunidad de ver la pelicula HOLLYWODISM, que más que peli es un documental de la influencia judia en el movie bussines desde los años 30 hasta nuestros días, estaba impresionada y el niño con el que fui a pesar de ser judio también lo estaba, jamás me imagine que esta comunidad tuviera tal influencia. Solo por darles algunos detalles:
MGM, PARAMOUNT, UNIVERSAL, y WARNER, las más grandes casas productoras de Hollywood, fueron TODAS creadas por judios.
Kirk Douglas es JUDIO!!!
La canción God Bless America fue compuesta por un JUDIO INMIGRANTE! y mil detalles más!!!
Esta movie es altamente recomendable para cinefilos de corazón, esta llena de imagenes de aquellas películas legendarias, esos clásicos que marcaron el rumbo del cine en nuestros tiempos, El mago de Oz, con la hermosisima Judy Garland, imagenes de Top Hat con el incomparable Fred Astaire y como olvidar ese maravilloso bigote de Clark Gable en Gone With the Wind con aquella dramatica actuación de Vivien Leigh, en fin, yo estaba soñada con tanta imagen que me fascino.
Al salir de la sala lo primero que me dijo mi amigo fue… Mónica cuantos años tienes? como es que conoces a todos esos artistas? si eso es de los 30’s, lo único que le pude decir fue: Amo el cine!!.
Estas peliculas son el cimiento de todo lo que vino después, clásicos que se quedan para siempre… encantadores y lo más chistoso es que fueron producidas por judios, increible pensar que estas películas que retratan la visión de un Hollywood maravilloso, de una tierra soñada, fueron hechas nada más y nada menos por JUDIOS INMIGRANTES… un pueblo que jamás dejará de sorprenderme.