Tags

Related Posts

Share This

Hablando de bodas … Vol. IV (última parte)

–En este post se omitiran/cambiaran nombres para no afectar a terceros (si así lo requiere el caso)–

LA HISTORIA DE MIRANDA
Ella había tenido hasta ese día una decepción amorosa y había sido la decepción amorosa de otro chico y lo único en lo que pensaba era en pasarsela bien y chacotear, al fin apenas terminaba la prepa y la vida pintaba bien, su única preocupación en el mundo por el momento era pasarla bien y estudiar, ya la desición de lo que iba a estudiar vendría después.
El primer día de clases de su último año de prepa, el profesor empezó a pasar lista y lo escucho -Villalobos: presente- la voz la sorprendió tanto que volteó para ver si lo veía entre la masa de gente que había en el salón, pero no reconoció a nadie, mientras la piel de gallina desaparecía de su cuerpo, esa voz le sonaba muy familiar, pero no sabía por que.
Por fin esa tarde la voz tenía un cuerpo y en la cafetería se presento -Miranda verdad? dijo, – Si, repondió ella, hola soy Gabriel, Gabriel Villalobos, estamos en el mismo salon verdad? – Si respondió Miranda y respondió con un pensamiento en su mente… este Gabrielito tiene que ser mio.
Gabriel era un niño rebelde sin causa pero con una meta, quería ser Mercadólogo y nadie se lo impediría, desafiaba a los maestros y era excelente en las matemáticas, tenía novia y a todos les presumia una foto que tenía de ella en su agenda, ella se llamaba Karina y el no dejaba de hablar de ella, mientras Miranda pensaba – Qué tendra la tal Karina que no tenga yo?.
Gabriel y Miranda se iban a comer juntos después de la escuela DIARIO, Miranda creía que el tal vez la veía como ella a él, pero un día le preguntaron directamente a Gabriel -Oye que Miranda y tu son novios… NOOOO COMO CREES, somos buenos amigos, verdad?- -Aja, si amigos, contestó Miranda, deseando que si quiera por un segundo el lo hubiera pensado.
El siempre tuvo confianza en ella cuando ella sentía que no iba a pasar cálculo y siempre le decía, eres super inteligente, el único problema es que tienes miedo!, y las puertas del eden se abrieron MIEEEEDO!!! eso era todo, tenía miedo a decirle lo que sentía por pensar que el no lo iba a aceptar, pero el miedo se puede vencer, asi como un examen de cálculo, si le perdía el miedo a los números, seguro perdería el miedo de decirle a el que le gustaba y que quería estar con el, así que no tenía nada que perder, es más iba a ser solo un beso, total, si mañana no pasa nada, las ganas YA NO LAS IBA A TENER… no lo planeo, ni lo penso, simplemente pasó. El se encontraba de espaldas a ella y ella dijo ES AHORA O NUNCA, le dió vuelta a la silla y le plantó un buen beso, duro lo que para ella era una eternidad y el le correspondió con todo!!!!.
No se habló más del asunto y al siguiente día se verían en la escuela, como siempre se despidieron como dos buenos amigos, esperando que al siguiente día no les dejaran mucha tarea.
Miranda estaba recargada en su amigo Humberto, mientras el le acariciaba el cabello y le decía -Y tú que sientes?, -No lo sé, me encanta, eso es todo- contestaba.
Gabriel cruzaba la puerta y le decía a Humberto al mismo tiempo OYE QUE HACES CON MI NOVIA????, Miranda, lo miró directo a los ojos y le brillaban como estrellas, al tiempo que pensaba -POR DIOS… SOY SU NOVIA!!!!

Para Miranda era algo especial, el primer niño al que relativamente se le había declarado, el primer niño con el que hizo el amor, el primero que le rompió el corazón y el primero al que a su vez se lo rompió.

La escuela (ahora universidad) le exigia a Gabriel casi el 90% de su tiempo y Miranda estupidamente se sentía celosa de que la escuela no le dejara ver al hombre que amaba, entonces contra todas sus fuerzas lucho por ser más comprensible, por entender la situacion de de el, pero Miranda era muy egoista … mucho.
Lo citó y le dijo Gabriel, te amo, de verdad que si, pero no puedo soportar que no seas la misma persona, estas muy cambiado y yo entiendo que se trata de la Universidad y que estas a punto de titularte, yo en un par de meses estare igual, pero quiero que sepas que a pesar de que te amo NO PUEDO SEGUIR ASI… no hay nadie más, ni te he dejado de querer, pero termina tus cosas y me llamas sale?
Se despidieron con la promesa de seguir juntos… y asi fue, cuando salían juntos el mundo paraba para su felicidad y ellos estaban seguro de que al final de la escuela de ambos todo iba a seguir como antes y juntarían sus vidas para siempre. Ella le había dicho a el -Quiero hacerme vieja a tu lado, y el contestó Yo también.
Las salídas continuaban y un buen día se vieron, fueron a cenar y ella estaba convencida de que el momento había llegado, le iba a decir que quería estar con el, Gabriel ya había terminado la carrera y ella estaba en su último semestre. Cual va a ser su sorpresa cuando se acerca a sus labios y el le dice -No, tenemos que hablar. El corazón de Miranda le dió un vuelco, jamás se había negado a un beso, algo andaba mal y más porque dijo -tenemos que hablar-, así lo hicieron, por horas, el no entendía lo que le pasaba, pero estaba confundido, otra niña había tocado su corazón y ahora se debatía entre su primer amor y una mujer que le juraba amor eterno.
Su desicion partió el corazón de Miranda en mil pedazos, pero estaba tomada y con sellito de PUNTO FINAL.
Varios años pasaron y de repente el la busco, movió de nuevo las fibras y Miranda se emocionó tanto que ya hacía hasta planes de como verlo de nuevo, de lo que le diría y de como por fin después de todo este tiempo le iba a decir a la cara que no había dejado de pensar en él ni un minuto, que lo amaba, que no le importaba nada, que sentía mucho haberlo herido en su momento y mil cosas más….
El telefono sonó y al escuchar quien hablaba sintío frio en todo el cuerpo.

-Miranda?
-si, quién habla?
-Rosa, la novia de Gabriel
-ah! dime en que puedo ayudarte
-quiero que dejes a mi novio en paz, yo no estoy para contartelo, ni tu para saberlo, pero nos vamos a casar

Todos dicen que Miranda debe seguir su rumpo, tratar de olvidarse de Gabriel, pero ella insiste en que solo quiere verlo a los ojos y decirle:
Se que estas con ella, se que ella te quiere, se que tu la quieres a ella, pero yo te amo y no he dejado de pensar en ti NI UN SOLO DÍA.

…Ustedes que opinan es buena idea???