Tags

Related Posts

Share This

Hablando de bodas … Vol. II

–En este post se omitiran/cambiaran nombres para no afectar a terceros (si así lo requiere el caso)–
La conocí hace relativamente poco y admiro su enteresa, es extemadamente graciosa y hasta donde yo se le encanta su trabajo, ella se llama Alejandra y esta es su historia.

LA HISTORIA DE ALEJANDRA
Cuando estaba en la universidad, el hombre más cotizado (mayor que ella y para acabarla profesor) se interesó en ella y no había quien la bajara de la nube. -Así o más felíz-, nos dice cuando cuenta la historia.
Efectivamente en su historia era todo miel sobre hojuelas, Alberto tenía anteriormente una novia, con la que cortó por estar con Alejandra, y no supieron más de ella.
Alberto le dijo que era la mujer de su vida, y Alejandra pensaba lo mismo de él, lo amaba y no había más. Empezaron entonces los planes de su boda, el se lo propuso y ella no podía estar más feliz, no se separaban ni un minuto.
Alejandra se fue de vacaciones un día, con su familia y obviamente con la sola idea de regresar y pasar (seguramente) las siguientes vacaciones con su marido. Para su sorpresa cuando llegó Alberto la llevo a comer a uno de los mejores restaurantes de la ciudad, ella estaba que estallaba de la felicidad, era el lugar ideal para la pedida…
Alberto la miró y le dijo – No se como decir esto -, mientras ella pensaba AHORA SI, ESTA A PUNTO DE PEDIRLO!!!!, cuando Alberto le dijo:
Me voy a casar… ella penso, claro, pero pidemelo primero no?, la tomo de la mano y le dijo Me voy a casar con mi ex… esta embarazada LO SIENTO.

Alejandra se hizo a si misma la promesa de no volver a hablarle, no volver a buscarlo y borrarlo de su vida.

El tiempo pasó y Alejandra conoció a Raúl, afortunadamente su vida cambió y volvió a sentirse enamorada, tan chiquito es el mundo que un día de camino a la fiesta Raúl se encontró con Alberto, un buen amigo suyo por cierto (así o más chiquito el mundo!!) y le dijo, -te voy a presentar a mi novia… Alberto no daba razón a lo que veian sus ojos al ver a Alejandra tomada de la mano de Raúl y feliz.

Ayer me entere de que Alejandra y Raúl uniran sus vidas muy pronto, se han prometido estar juntos hasta que la muerte los separe… (otra coincidencia, el día que le propuso matrimonio fue el día en el que Alberto hacia ya tiempo había desposado a su actual mujer).

Solo puedo decir MUÑEQUITA TE LO MERECES!!! y tal y como te lo dije ayer, comparto toooooda tu felicidad.
Mucho éxito en tu matrimonio.