Tags

Related Posts

Share This

La triste historia de la Srita. Plaqueta

Ayer recibí de una compañerita un mail en el que se nos invitaba a donar plaquetas, ya que hacían mucha falta en los hospitales de este país.
El hospital al que nos referían en específico, queda a 3 cuadras de mi oficina, y como trabajaba esa misma noche, y salía casi a la hora en la que empezaban las donaciones, llame e hice una cita, luego de asegurarme que no iba a tener ningún problema para donar, por ser mexicana.
Llegue al hospital casi una hora antes, porque salgo a las 7 de la mañana de mi turno y el banco de sangre abría hasta las 8, desde que llegue me sorprendió muchísimo el trato, no sé si la gente estaba impresionada de que me presentara por ahí tan temprano o simplemente de que hubiera alguien dispuesto a donar. Ya tocaremos ese punto en breve.
Los técnicos empezaron a llegar pasaditas de las 8 y pues empezó el proceso de la donación, primero el clásico cuestionario, que debo confesar, me es a la fecha IMPOSIBLE leer hebreo, por lo tanto fueron muy amables en leerlo para mi para poder entenderlo, pero me sorprendió que siendo mexicana, aparte de los clásicos requisitos médicos que se deben cumplir, hay ciertos lugares prohibidos, en los que no puedes haber estado previo a la donación:
Chihuahua
Sonora
Quintana Roo
Chiapas
Durango
Oaxaca
A pesar de que he estado en algunos de esos lugares, si hubiera nacido ahí, hubiera sido IMPOSIBLE DONAR, en mi caso, si no he ido en los últimos 3 años, y si llevo un año más viviendo en Israel, el haber estado en esos lugares, ya no afectaba a la donación, me pareció también muy curioso, que si eres Britanico, TAMPOCO, puedes donar… algo me dijeron que tiene que ver con las vacas locas. En fin, ellos sabran.
Pasando el cuestionario, viene la medida, la pesada (goooooooorrrrrda), la revisión de las venas y la toma de una muestra de sangre para que pase por química sanguínea, y una vez más corroborar si puedes donar.
Me sentaron en un reposet, en el que me mostraron el kit esterilizado que se iba a usar para el proceso de centrifugación de la sangre, y mientras ponían todas las bolsas y cables en su lugar, la sangre que habían tomado en la muestra, entraba a la máquina que hace la química sanguínea y fue cuando empezó el relajo. La máquina funcionaba bien, pero por alguna razón, la impresora conectada a ella sacaba los resultados todos borroneados, repitieron el test unas 4 veces, y fue ahí cuando empecé a pensar, llevo casi dos horas aquí y no se ha presentado ni una sola alma a donar, me pareció en extremo triste.
La máquina nunca funcionó, terminaron llevando mi sangre al laboratorio del área pediátrica para que se hiciera ahí la revisión de la misma. Paso casi una hora, iba y venía gente, preguntándome como estaba, que qué pena, que fuera paciente, y al final, llegó la persona que me había estado atendiendo todo el tiempo y me dijo, ME DA MUCHÍSIMA PENA, haberte tenido aquí y que hayas esperado todo este tiempo, tengo los resultados de tu química sanguínea y te encuentras en perfecto estado de salud, pero tu conteo de plaquetas, a pesar de estar dentro del rango saludables, es demasiado bajo como para donar.
5 personas me pidieron disculpas, pero más pena me dio a mi haber pasado ahí 3 horas y no haber podido donar =( me acompañaron a la puerta, me desearon mucha suerte y espero que de inmediato haya salido personas hayan hecho fila para poder donar.
Me dio mucha tristeza porque las plaquetas que iba a donar eran precisamente para ese hospital que se especializa en niños es el hospital infantil más grande de la zona, por lo tanto, exhorto a toda la gente que hace favor de leerme, no solo en Israel sino donde sea, que donen, que donen sangre, que donen plaquetas, en fin, es una gran satisfacción el poder saber que estas ayudando a alguien a salvar su vida, no creo que haya mejor sentimiento que ese.

Informes en el hospital Beilinzon de Petach Tiqwa: 03-9376052 y 03-9377023 en el horario de 8:30 a 16:00hrs hay gente que los puede ayudar en Ruso, Ingles, Portugués y claro Hebreo.
Recuerden que la donación de plaquetas, no es igual a la de sangre, y este proceso toma de 2 a 2 horas y media, así que si van asegúrense de tener esa ventanita de tiempo libre.

20120322-195255.jpg