Tags

Related Posts

Share This

Pasado

Pasado… dice la canción que ya lo pasado, pasado, no me interesa.
De qué manera maravillosa se puede dejar el pasado en el pasado?
Una de las primeras enseñanzas de mi religión es el NO APEGO, y lo llevo a cabo a la per-fec-ción en algunos aspectos de mi vida, de verdad que es perfecto, no extraño, no necesito, no lloro ni sangro de dolor, simplemente si no está, no está y ya.
Sin embargo, hay otro, si es singular OTRO aspecto de mi vida, que me persigue, es como una pesadilla, es una voz, es una calle, es un olor, es un edificio, es un sabor, es un auto, es un anuncio de TV., es… eso, y me sigue, y me persigue, y me cuesta TANTO, de verdad tanto trabajo dejar lo pasado en el pasado.

La pesadilla se repite y es en francés, la voz se oye y habla neerlandés, el olor se distingue y es tan mexicano!, el edificio es como una obra griega, el sabor es intenso como una guerra entre sunitas y chiítas, el auto es rápido como cualquier auto europeo y la televisión sigue prendida, pero no la veo, todas estas cosas dan vueltas en mi cabeza.

Si hubiera puesto más atención, si no me hubiera desesperado, si no hubiera sido tan curiosa, si no me hubiera arriesgado, si hubiera confiado, si tan solo existiera el hubiera no remilgaría tanto de mi… Pasado