Tags

Related Posts

Share This

Jaramillo Pozos

Recuerdos de mi infancia tengo, y muy gratos, fuera de que casi no veia a mis papas por las tardes e ir a la escuela, todo era miel sobre ojuelas.
Recuerdo que desde chiquita mis padres se han dedicado a trabajar y en su caso, mi madre a tener negocios, el primero que recuerdo era una lavanderia sobre eje 2 “La Viga”, esta lavandería fue de las primeras que tuvo y se llamaba como su primogenita MÓNICA ja ja… luego ese negocio cerró pero abrió otra más en Playa Miramar ahí en la colonia Marte, esta Lavandería se llamaba SAN ANTONIO. El local se lo rentaba la Fam. Jaramillo Pozos:
La Sra. Luz María era la mamá, el Sr. Raúl, el papá, sus hijos Luz Ma chica, Raúl chico y Alejandra.
Todo era super cómodo en esa época, mi papá me llevaba a casa de los Jaramillo a las 7hrs. ellos me daban de desayunar y luego Ale (que solo era un año más grande que yo)y Raúl (3 o 4 años mayor)nos ibamos a la primaria que estaba al lado de la lavanderia, y a su vez la lavandería estaba abajo de su departamento.
Con estos 3 chicos pase mi infancia… toda la primaria, 6 grandiosos años de mi vida, la secundaria y tan solo un año de prepa.
Alejandra era mi mejor amiga, pasamos los momentos más cómicos y más dolorosos también, ella y yo eramos uña y mugre, de verdad para mi no había comparación. Cuando nos ibamos a jugar al parque regresabamos todas mugrosas y su mamá nos metia a bañar, hacíamos “alberquitas” en el baño, cerrando la salida de la coladera y chacoteando por horas aunque el agua estuviera helada, practicabamos contra la pared o en nuestras manos como ibamos a besar a nuestros novios cuando los tuvieramos y eramos sanas y felices, ella me vio crecer y yo la vi alejarse de mi…
Todo comenzó cuando 3 niños nuevos se mudaron a la calle, sus nombres, Yusem, Jan y Tony, eran para nosotras los niños más guapos del mundo y según yo ya los abíamos acomodado para cada una Yusem el más grande para Luz Ma, Jan el de en medio para Ale y Tony para mi. Cual va a ser mi sorpresa que Tony queria con Ale, Jan tambien y Yusem no tenía problema en estar con Luz Ma, asi que para mi no hubo problema, mientras siguiera siendo su amiga lo demás daba igual…. Un día como si nada ellos se fueron de la calle y todo quedo “igual”.
Raúl por su parte siendo el único hombre del grupo siempre nos cuidaba, era el chico más dulce y tierno con nosotras, nos llevaba en su bicicleta a dar largos paseos por la colonia, de hecho el fue el que me dio mi primer beso… el cual recuerdo con lujo de detalles.
Estabamos jugando a las escondidillas, yo traia mi pants gris con lila, Alejandra estaba contando y yo me meti a casa de los abuelos a esconderme debajo de la mesa del comedor, al poco rato Raúl se metio debajo de la mesa conmigo y me dijo: Moni, te voy a decir un secreto para que no nos encuentren, yo de ingenua le dije ooooooorale si si dimelo…. aaah pero tienes que cerrar los ojos. Al hacer esto, me beso… abri los ojos y salí corriendo, tantas veces lo había ensayado con su hermana, tanto soñaba con eso que me sorprendio muchisimo, me senti terrible, tanto, que me enferme del estomago.
Luz Ma casi no convivia con nosotros, ella ya estaba en la secundaria y pronto pasaría a la prepa, solo estaba con nosotros cuando organizabamos “Acapulco en la Azotea” y si de plano agarrabamos traje de baño, bronceador, grabadora y una alberqueita de plástico y a la azotea.
Recuerdo muchos detalles que ahora me inhundan la cabeza, tantos como segundos de mi vida, fueron mis cuatachos y hoy me encuentro escribiendo de ellos porque ayer paso lo siguiente.
Caminaba yo por el PH (por aquello de la compra navideña) y vi a Luz Ma, me sorprendió verla igualita que hace 10 años (el tiempo que no nos veíamos aprox), no me reconoció de inmediato pero cuando lo hizo estaba un tanto sorprendida, me pregunto por mi hermano y yo le pregunte por los suyos y su familia:
Alejandra, casada, licenciada, con dos hijos.
Raúl: licenciado, casado!!! justo hace un par de meses
y ella, sigue viviendo con sus papás, abojada e igualita que hace tanto tiempo.
Como han pasado los años y como la gente cambia y las sorpresas llegan cuando menos te lo esperas… quien lo iba a decir.